Skip to content
28 octubre, 2010 / Alonso Vega

El prejuicio de la confirmación

Así que hace algún tiempo viste la película Titanic, y luego la olvidaste por completo. Sin embargo, ayer mientras veías la televisión, encontraste un canal donde la estaban pasando, te pareció interesante y la recordaste. Ahora entras a internet y en alguna de tus páginas favoritas encuentras algún artículo  sobre la película Titanic. De repente ves algún anuncio con Leonardo Dicaprio y no puedes creer que todo te recuerde la película.

¿Acaso sucede algo extraño y de alguna manera el mundo te quiere decir algo?

Por supuesto que no, este es un concepto erróneo conocido como Prejuicio de la confirmación (en inglés, Confirmation Bias). Lo que sucede es algo meramente psicológico, que se da por una acción muy recurrente del ser humano: Buscar la confirmación en vez de la información.

La verdad es que a nosotros nos gusta que todos estén de acuerdo con nosotros, creemos (o más bien, tenemos la plena seguridad) que todos nuestros conceptos son los correctos y no estamos dispuestos a dejarnos convencer de nada. Es por eso que buscamos información que compruebe nuestros conocimientos y evitamos todo aquello que pueda contradecirnos.

Entonces, ¿Qué es lo que conocemos?

Pues generalmente, con el paso de los años, forjamos nuestras ideas y nos apoyamos en lo que leemos y vemos en la televisión para confirmar lo que sabemos o lo que queremos pensar.

Gracias a Google, podemos buscar inmediato soporte a cualquier idea que queramos pensar. Si nuestra primera búsqueda no nos da el resultado que queríamos, no dudamos de nuestra forma de pensar, simplemente cambiamos el texto a buscar. Justin Owings.

Con respecto al ejemplo que presenté en el inicio, es normal que hayan recuerdos y pensamientos escondidos o enterrados en nuestro cerebro, que repentinamente son sacados al exterior gracias a alguna ayuda externa (en este caso, ver la película). Ahora el recuerdo está en la superficie de nuestro cerebro, y al ver el artículo lo relacionamos directamente con ello. La verdad es que has visto centenas de artículos y muchas películas, Dicaprio pudo haber aparecido muchas veces más anteriores al día en que viste la película, pero ahora que el recuerdo está en la superficie, quieres relacionarlo porque necesitas confirmarlo. Quizá quieres pensar que el universo intenta decirte algo, cuando en realidad es una simple coincidencia que sobre-exageras para lograr tu propia satisfacción psicológica.

Ten cuidado. A las personas les gusta que les digan lo que conocen. Se sienten incómodas cuando les cuentas algo nuevo. Lo nuevo no es lo que ellos esperan, ellos quieren confirmar lo que saben. A ellos les gusta pensar que un perro muerde a un hombre, claro, eso es lo que los perros hacen, pero ¿que un hombre muerda un perro?, eso no les gusta pensarlo, así no es como suceden las cosas en el mundo.

Finalmente, es probable que al leer este artículo entres en duda, quizá busques alguna manera de negarlo y necesites confirmar que nada es cierto y que tú sigues estando siempre en lo correcto. No hay problema, en todo caso es simplemente tu pensamiento quien continuaría engañado.

 

 

Basado en el artículo http://youarenotsosmart.com/2010/06/23/confirmation-bias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: