Skip to content
7 octubre, 2010 / Alonso Vega

Psicología Inversa

Por alonsovega

Ponle mucha atención a la siguiente imagen:

Generalmente aplicada en los niños, la psicología inversa permite favorecerse de ciertas tendencias de un individuo a desobedecer o, en otros casos, a no darle otra opción, para lograr que haga algo que queremos. Veamos un caso que quizá le ha pasado a más de uno:

Si, por ejemplo, tengo un objeto frente a un niño pequeño (supongamos que es tu hermano), y yo demuestro cierto interés por él y el niño nota eso también, es probable que el niño te lo pida. Si tú no quieres darle el juguete al niño, puedes utilizar la psicología inversa accediendo a dárselo inmediatamente y sin argumentar nada. Si haces esto, es probable que el niño pierda el interés por el objeto y desista de pedírtelo. Ahora supongamos que no se lo quieres dar y se lo negaste inmediatamente. Esto causa que en el niño aumente su curiosidad hacia él y que desee aún con más ganas tenerlo.

Esa es una forma de ver la psicología inversa. Otra forma puede ser utilizando cierto lenguaje paradójico. Por ejemplo, al decir: “No leas este texto”. Lo que causa que hayamos hecho lo contrario casi sin querer.

Una última forma puede ser engañando a la mente, encerrándola y limitándola. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, si te digo que no pienses en un Mono Azul Pensando.

Fácil, ¿verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: